Seleccionar página

contingencia

Dicen que la contingencia es aquello que todavía no es, que no llega a formarse. Un estado que se caracteriza por la indefinición. Durante mi estadía en el espacio La Verdi en la Ciudad de México experimenté la contingencia climática durante varios días mientras llevaba adelante el proyecto con el cuál había llegado “Horizonte Migrante”. Esta contingencia se vivenciaba en la falta de oxígeno por la gran cantidad de monóxido de carbono en el aire producto de la contaminación ambiental y de incendios.
Aun así, mi trabajo se centró en las calles, en visitar mercados, en penetrar todo lo posible la cotidianeidad del barrio La Merced, en la Ciudad de México. Durante estos días la situación social y climática se mezclaron y comenzaron a manifestarse de una manera sorda, casi imperceptible, hasta que fue evidente.
#Contingencia fue así un estado en el que me mantuve más allá de lo que dictase el clima. Comencé a vivenciar la contingencia social como algo opaco, pero vívidamente presente. Un estado de mudez y de zozobra que contamina a la sociedad.
La pieza que presento es parte de las vivencias mantenidas durante este mes de residencia en la Ciudad de México.

CONTINGENCIA es un sitio específico, realizado por el artista Santiago Canción a partir de relevamiento del barrio La Merced en la Ciudad de México. Un nylon de color negro cubre paredes, pisos y techo del espacio La Verdi. El aislamiento es total. La sensación plástica, la energía estática y la falta de aire dentro, permite que el espectador vivencie la tensión de la vida dentro de una gran bolsa negra, la misma que se entrega por cualquier compra en el mercado. El negro al mismo tiempo remite a la oscuridad que genera la contaminación, al exceso de basura, generado por un sistema en donde el consumo es vital para su sostenimiento.
Al ingresar a La Verdi te adentras en un ecosistema propio generado para contener. En la primera sala pueden divisarse 3 pequeñas obras que remiten a paisajes naturales de México trabajados en óleo sobre papel de 10x15cm. El artista Santiago Canción recrea paisajes urbanos en espacios salvajes a partir de la observación del territorio que lo rodea. Los paisajes flanquean cada pared recubierta en la negritud del plástico como pequeñas ventanas a un pasado cercano. La tensión del pequeño paisaje con la habitación en “contingencia” nos habla de una situación de catástrofe.
Luego de traspasar la primera sala, se accede a un pasillo en que la oscuridad gana más terreno. Se accede así a la segunda habitación. Todo el espacio se encuentra vueltos en plástico, no hay lugar de libertad en un momento de contingencia. Al ingresar a la habitación la luz parece brillar más bajo, sin embargo, es suficiente para reconocer el espacio. Un colchón, un placar, y una pequeña mesa de luz recubiertas en plástico, permite entender que este espacio de contingencia también es un espacio para la intimidad.
En habitación siete dibujos, reparan la negritud del plástico. Invitado por Santiago Canción para intervenir la habitación en contingencia, Abraham González Pacheco, artista mexicano, recrea espacios y movimientos a partir del rastro del humo sobre el papel.
Como práctica artística, Santiago Canción vive en “contingencia” desde hace varios días hasta la finalización de su residencia en La Verdi, experimentando un estado exacerbado de capitalismo, resistiendo.